Sweet Dreams

Nuestros sueños, nuestras esperanzas, nuestro futuro... Acaban de llegar a un mundo que desconocen, de repente ya no se encuentran en el vientre de su madre y aun así, duermen y descansan plácidamente. Se han encontrado con el calor y el amor de la familia. En brazos de sus padres, siempre estarán protegidos y serán amados.

Ya nunca nada será igual... La llegada del bebé a casa lo ilumina todo. Te envuelve el hogar de felicidad, alegría, amor y esperanza. Tienes tanto amor que dar a tu bebé que piensas que no cabe en tu corazón.

Duerme mi niño, duerme, descansa y mientras papá y mamá no dejarán de mirarte, de sonreirte, de abrazarte, de protegerte.

Tú... bebé, eres el milagro de la vida, un milagro hecho realidad. Te cuidaré, te guiaré y estaré a tu lado durante el bonito sendero de la vida. Esperó que compartamos un millón de experiencias juntos...

8 Comentarios

Deja un mensaje

Tu dirección de correo no será publicada